El Ayuntamiento de Bilbao instala nuevos ascensores en Uribarri

El Ayuntamiento de Bilbao mejorará la accesibilidad de la zona este de Uribarri, concretamente, de las calles Bakio, Gorliz, Santurtzi, Plentzia, Tutulu y Vía Vieja de Lezama a través de la implantación de dos ascensores verticales, uno de ellos con pasarela, así como la ejecución de varias rampas y la realización de zonas de convivencia peatón-vehículo para mejorar la accesibilidad en el entorno de las calles mencionadas.

El ámbito de actuación se encuentra en las faldas del monte Artxanda, por lo que existen fuertes desniveles entre la parte alta y baja de la zona, de unos 35 metros aproximadamente.

En actuaciones anteriores el Consistorio ya ejecutó dos ascensores, uno en Travesía C para conectar con la Avenida Maurice Ravel y otro para conectar Tutulu con la calle Bakio. Esto unido a los elementos mecánicos de Trauko y la calle Cristo, han permitido que vecinos y vecinas tengan accesibilidad universal desde el Ayuntamiento hasta la parte alta del barrio, Vía Vieja de Lezama. Las medidas en favor de la accesibilidad de la zona oeste de Uribarri se completaron posteriormente con la llegada de la Línea 3 del Metro.

Ahora la accesibilidad universal se traslada a la zona este del barrio, donde se trabajará la mejora de la conexión entre las calles Tutulu, en su intersección con Maurice Ravel y Camino Vía Vieja de Lezama, mediante la implantación de dos ascensores verticales, la ejecución de rampas y la adaptación de algunas calles para pasar a ser zonas compartidas para peatones y vehículos, abriendo accesos peatonales directos desde la calle Gorliz, ahora fondo de saco, hacia la calle Santurtzi.

ESTADO ACTUAL DEL ÁMBITO

La zona de actuación está comprendida entre la Avenida Maurice Ravel y Camino Vía Vieja de Lezama, en el lado este del barrio de Uribarri, es decir, las calles Tutulu, Bakio, Santurtzi, Gorliz, Plentzia y San Valentín de Berriotxoa. La Avenida Maurice Ravel se encuentra en la zona más baja del ámbito y más o menos paralela a la misma. En la zona alta se encuentran las calles Bakio, Santurtzi, Gorliz, Plentzia y Vía Vieja de Lezama.

El ámbito de actuación está organizado de manera que las calles paralelas tienen pendientes suaves mientras que las calles Plentzia y Tutulu tienen pendientes muy elevadas, alcanzando en algunos puntos el 21% o el 27%. Es más, la calle San Valentín de Berriotxoa está constituida por rampas o escaleras dadas las elevadas pendientes que tiene la ladera.

Concretamente se ejecutarán dos ascensores, uno que conectará las calles Gorliz y Plentzia, y otro entre Plentzia y Vía Vieja de Lezama. El primero tendrá un recorrido de 5 metros y el segundo salvará un desnivel de 6 metros, con acceso a través de una pasarela de ocho metros de longitud. La capacidad de ambas cabinas será de 13 personas.

Además, se realizarán rampas para realizar conexiones accesibles entre diferentes zonas del barrio que en la actualidad se conectan a través de escaleras o rampas pronunciadas. En las siguientes cuatro actuaciones el objetivo es generar itinerarios accesibles a estas zonas del barrio:

  • Una rampa de acceso en el nº 15 de San Valentín de Berriotxoa
  • Una rampa de acceso al nº9 de la calle Bakio
  • Una rampa en la esquina Plentzia-Gorliz
  • Rampas en el acceso al número 20 de la calle Tutulu y al 15 de la calle Gorliz

Por su parte, se urbanizará a la misma cota el tráfico peatonal y rodado, dando prioridad peatonal, en los siguientes puntos:

  • Una zona de tráfico compartido en el número 18 de Tutulu
  • Una zona de tráfico compartido en las calles Gorliz y Santurtzi

Las obras tendrán una duración de 9 meses y un presupuesto de 1.735.000 euros.