El Ayuntamiento de Bilbao convoca la XXXVII Edición del concurso de cuentos Gabriel Aresti

El Ayuntamiento de Bilbao ha convocado una nueva edición del Concurso de Cuentos Gabriel Aresti, certamen literario decano de la Villa, que cumple XXXVII edición con una cifra record de participación los últimos años y una presencia cada vez mayor de textos en euskera. La dotación del premio es de 3.500 euros y dos accésits de 1.750 euros, para cada una de las modalidades, en euskera y castellano.

Con esta iniciativa, el Ayuntamiento de Bilbao quiere fomentar la creación literaria, al tiempo que difunde la vida y la obra de uno de los autores más importantes en lengua vasca.

El certamen está abierto a escritoras y escritores de cualquier nacionalidad, mayores de 18 años, aunque las obras deberán estar escritas originalmente en cualquiera de las dos lenguas oficiales de Euskadi, ya que no se admitirán traducciones. Los cuentos deben ser originales, inéditos y no premiados en otro concurso; podrán ser de temática libre. La extensión máxima será de quince páginas (en Times New Roman o equivalente, cuerpo 12) a 1,5 espacio.

Cada modalidad contará con su respectivo jurado, formado por personalidades del ámbito literario. Los participantes dispondrán hasta el 30 de marzo para presentar sus cuentos en formato digital a través de la web municipal. Las bases completas y el boletín de participación están ya disponibles en: www.bilbao.eus/concursoaresti y www.bilbao.eus/arestilehiaketa.

En la pasada edición de 2019, Iñaki Irasizabal Izagirre se impuso en la categoría de euskera con su relato “Epailearen aginduz”, mientras que en la modalidad de cuentos en castellano, el máximo galardón fue para Carlos Schilling por su relato “La muerte en Venecia (Reescrita por John Cheever)”. El certamen recibió en la última edición 1.422 originales, 75 de ellos en euskera.

Gabriel Aresti (Bilbao, 1933 – 1975) cultivó la poesía, la novela, el cuento y el teatro, además de traducir al euskera clásicos de la literatura universal y contribuir, con su trabajo en Euskaltzaindia, a sentar las bases de la lengua vasca moderna. Sus obras más conocidas son los poemarios “Euskal harria” (Piedra vasca, 1968), “Harrizko herri hau” (Este pueblo de piedra, 1971) y “Harri eta herri” (Piedra y pueblo, 1964).