El Ayuntamiento de Bilbao convierte el corazón del barrio de Uribarri en un ejemplo de transformación

El Alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, el Concejal de Obras y Planificación Urbana, Asier Abaunza, y Álvaro Pérez, el Concejal Adjunto de Movilidad y Sostenibilidad, junto con otros miembros de la Corporación municipal, han inaugurado las obras de recuperación del Corazón de Barrio de Uribarri en La Pinza, un reto urbanístico de gran complejidad y cuyo resultado es un ejemplo de transformación urbana por su singularidad.

Se trata de un ámbito de actuación de 13.000 metros cuadrados en los barrios de Matiko y Uribarri, en la zona que se sitúa entre el aparcamiento situado bajo la Avenida de Maurice Ravel, junto a Artazamina, y el encuentro con las calles Trauko y Uribarri.

La actuación que hoy se inaugura incluye paseos, zonas estanciales y para la práctica deportiva –como un rocódromo–, áreas de esparcimiento para niños y jóvenes, y un espacio de unos 100 metros cuadrados, polivalente y municipal, conocido como ‘Gazte Pinza’.

La solución que precisaba el espacio ha sido exigente ya que se trataba de un entorno condicionado por la complicada orografía y la presencia de elementos como el funicular de Artxanda, la infraestructura de la carretera BI-625 y el trazado de las antiguas vías del ferrocarril, que tradicionalmente han actuado como barrera física entre las diferentes partes del barrio que quedaban separadas por dichas infraestructuras, generando además puntos inseguros en la zona y los accesos a Ciudad Jardín.

La transformación, que ha contado con un presupuesto de 1,2 millones de euros, conseguirá potenciar la vida social, cultural y económica del barrio desde su identidad. Con esta intervención se activa el espacio público, se atrae y mantiene a los jóvenes, dinamiza el comercio, elimina la barrera de Maurice Ravel y pone en valor el paisaje a través de los miradores de Bilbao, localizados en diferentes enclaves estratégicos del barrio.

La intervención realizada en el Corazón de Barrio de Uribarri es un ejemplo de recuperación en el sentido más amplio de la palabra porque además de lo físico, hemos generado actividad y vida de barrio fomentado el ocio, el deporte y el tránsito de personas”, ha explicado el Alcalde Juan Mari Aburto, quien ha añadido que, una vez más, “la apuesta del Consistorio por la mejora de sus barrios y la capacidad municipal de idear y ejecutar soluciones innovadoras tienen como resultado respuestas como ésta, acordes a las necesidades de los bilbainos y bilbainas”.

Toda la actuación tiene como eje vertebrador un paseo principal y plano de 1,5 km que en un futuro, conectará con el Corazón de Barrio de Deusto, y de manera transversal con todos los caminos y pasos existentes en el ámbito. Además, se ha dotado a la zona de dos ascensores panorámicos cerca de las calles Damián González y Tiboli, que interconectarán los diferentes niveles urbanos que la actuación ha generado. Con esta obra se han integrado las nuevas zonas surgidas tras el desmantelamiento del ferrocarril, la antigua estación de Ciudad Jardín, el barrio de Montaño y la zona de La Pinza. Además, se han creado itinerarios y áreas peatonales de reunión y estancia para todos los ciudadanos, con especial atención a los jóvenes y niños.

El proyecto final forma parte de la estrategia de Corazones de Barrio para Uribarri que tiene como objetivo culminar en un nuevo paseo continuo sobre las antiguas vías del tren de la línea Casco Viejo-Lezama. Este paseo unirá la red de plazas del Barrio de Uribarri y Matiko que van desde el Parque Etxebarria pasando por Piedritas, Plaza de las Escuelas, Plaza Jesús Intxausti ‘Uzturre’ y la recién ejecutada zona estancial de Damián González y La Pinza.

ACTUACIONES

Este ejemplo de recuperación urbana se ha producido en diferentes fasesLa primera se ha concretado en tres niveles: la calle Damián González es el elemento de comunicación principal de las nuevas zonas estanciales con una nueva plaza donde antes estaban los andenes de la estación y una zona cubierta bajo el tablero de la Avenida Maurice Ravel. Se ha logrado priorizar la circulación peatonal frente a la rodada.

El segundo nivel se circunscribe a la antigua estación de Matiko. El soterramiento de la línea ferroviaria por la llegada de la Línea 3 de Metro Bilbao ha permitido aprovechar el antiguo trazado, eliminar las separaciones urbanas que provocaba e incorporar los barrios colindantes a la trama urbana. La demolición de la antigua estación ha dado paso a una plaza de 1.300 metros cuadradosEl ascensor, que salva los 13 metros de desnivel y que conecta la plaza con la Avenida Maurice Ravel, tiene una parada intermedia en La Pinza, espacio bajo la vía rodada junto a la calle Tíboli.

Hasta ahora, los accesos actuales a La Pinza eran a través de escaleras y, por tanto, inaccesibles para personas con movilidad reducida. Así, se han eliminado los pasos inferiores que comunican con Ciudad-Jardín dotándoles de alternativas completamente accesibles con ascensores y rampas. Además, se ha habilitado una zona cubierta de 800m2, aprovechando el tablero de la Avenida Maurice Ravel, confortable y con iluminación, para su disfrute cuando el tiempo sea más desagradable, además de un local cerrado y acristalado, de casi 100 metros cuadrados, insertado bajo la estructura de la autovía (Gazte Pinza). Se trata de un espacio polivalente gestionado por el Ayuntamiento para poder programar actividades.

La segunda fase tiene como eje la antigua línea ferroviaria bajo el viaducto de Maurice Ravel que ha dado lugar a un espacio cubierto activo para jóvenes de 1.040 metros cuadrados, aprovechando la propia cubierta que provee el tablero de Maurice Ravel, con un rocódromo, una zona de ejercicio físico y una zona estancial y de paseo que puede albergar diferentes usos. De esta forma se asegura la actividad, que recupera el espacio para el paseo seguro, respondiendo a la demanda no resuelta de fomentar la presencia de personas y dotar de actividad a una zona que de otro modo podría resultar escondida o solitaria. Una potente iluminación contribuye también a la mejora de la percepción de seguridad en la zona.

La tercera fase se ha centrado en realizar una conexión desde la zona del paseo a la altura de la parroquia, con el aparcamiento existente bajo la autovía, un lugar poco accesible y también muy visible desde la trasera de las viviendas de Artasamina.

Además recoge la zona sobre el trazado del antiguo ferrocarril, en dirección paralela a la calle Ricardo Arregui, y se ha habilitado un paseo lineal desde la antigua estación de Ciudad Jardín, hasta las proximidades del Grupo Montaño con Ricardo Arregi, frente a la plaza Uzturre.

FUTURA PASARELA PEATONAL Y FINALIZACIÓN DEL PASEO

La última fase de esta actuación por parte del Ayuntamiento de Bilbao se abordará durante el actual mandato municipal y pretende resolver el paseo continuando en ambos sentidos, desde la zona de la trasera de Artasamina, a lo largo de las antiguas vías, hasta las inmediaciones de La Salve, y paralelamente a la calle Ricardo Arregi, hasta la calle Uribarri, conectando el paseo al mismo nivel con la Plaza Uzturre.

En definitiva, el Corazón de Barrio de Uribarri formará parte de la Red de Corazones de Barrio a través de la cual el Ayuntamiento de Bilbao pretende conectar los corazones de barrio de toda la ciudad. En este caso, el proyecto en su conjunto tiene la vocación de conectar Uribarri, Matiko y Deusto, aprovechando las tramas ferroviarias. La Pinza es un tramo central del trazado superior, que va de La Salve a la Plaza Uzturre. En el futuro se abordará la conexión a Deusto, desde el trazado del plano inferior, que conecta la Plaza de La Salve con Ugasko.